Personalidad de cada signo del zodiaco

Personalidad de cada signo del zodiaco

Nuestra personalidad está definida por los astros. Cada uno de nuestros signos del zodiaco refleja nuestros atributos y nuestras debilidades: todo aquello cuya suma es nuestra personalidad. ¿Qué tipo de personalidad nos concede nuestro signo del zodiaco?
Aquí te lo decimos.

Capricornio. Ante todo los nacidos bajo este signo son prácticos y prudentes. Nunca dicen una palabra fuera de lugar, ni por encima del tomo correcto. No actúan fuera ni en contra de las reglas, pero saben ser ambiciosos y disciplinados: saben que para llegar a un punto es necesario pasar por la preparación y la formación, por el sufrimiento de la lucha y de la espera. Saben ser pacientes y cuidadosos con los que aman y en general con la gente que les rodea. A pesar de su sociabilidad, saben ser reservados con sus mundos interiores. Su puto negativo es que son pesimistas y fatalistas.

Acuario. Los nativos de este signo son muy sociables, amistosos y humanitarios. Saben que el cambio que buscan sólo es posible si involucra a la gente que les rodea. Son muy honestos, lo que no siempre les juega en su favor. Ante los problemas y las disputas saben ser leales y entregados. Su sello distintivo con todo lo que hacen es ser originales e inventivos. Nunca resuelven una misma cuestión de la misma manera. Saben ser independientes y siempre son intrépidos. En son contra tienen que no les gusta ser contrariados, y que en la furia puede ser perversos e impredecibles.

Piscis. Los nativos de este signo son imaginativos y sensibles. Acaso son sus características más destacables. Viven entre los sueños y la realidad, sin decidirse nunca por uno de los extremos de la vida. A pesar de esa ensoñación, son muy comprometidos. Son en extremos compasivos y bondadosos, capaces de los mayores actos de bondad y de entrega por sus semejantes. Son desinteresados, simpáticos: los mejores aliados que puedes tener en una tragedia.

Aries. Los nativos del signo del carnero son aventureros natos y líderes enérgicos, que no se amedrentan ante los retos. Siempre se prueban a sí mismos, en un deseo exacerbado rebasar sus propios límites. Por ello son pioneros y valientes, que no se quedan un paso atrás cuando se trata de trabar en equipo. Son entusiastas ante los deberes, y siempre van confiados ante toda prueba a la que vida las someta. Dinámicos y veloces, pueden ser, sin embargo, egoístas e impacientes. Siempre temerarios, y a veces irresponsables.

Tauro. Los nativos del signo del toro son paciente y confiables: creen en los deberes y en cumplirlos. Saben que la vida es un compromiso irrenunciable. Son personas cálidas y cariñosas, que nunca escatiman una caricia o una palabra de aliento. Su mayor baza es que son persistentes y determinados: nada les aparta del deber en turno. Son grandes amigos, personas plácidas y amables. Su mayor defecto es su inseguridad, y que en el desamor son celosos y posesivos. No saben perdonar las grandes ofensas.

Géminis. Los nativos del signo de los gemelos son adaptables y versátiles, lo que les convierte en grandes trabajadores y espíritus prácticos, que no se doblegan ante las adversidades. Son muy comunicativos e ingeniosos, pues les gustan las historias que revelan la verdad sobre las personas que les rodean. Son inteligentes y elocuentes, y saben ser grandes maestros. El esfuerzo continuo los mantiene juveniles y lozanos. Tienen en su contra que pueden ser muy nerviosos y muy tensos, poco tolerantes con lo que consideran superficial e inconsistente.

Cáncer. Los nativos del signo del cangrejo son personas muy emocionales y cariñosas, pues aman ante todo la idea del amor perfecto, del hogar ideal, de los objetivos para toda la vida. Son personas intuitivas e imaginativas, que saben que los problemas, antes que dilemas, son la posibilidad de medirse contra el destino, Ante la adversidad, son astutos y cautos, pues saben que nuestra mayor fortaleza es la templanza. Saben ser protectores y empático. Tienen en su contra un humor cambiante y que son en exceso temperamentales. Muy emocionales y sensibles ante las ofensas.

Leo. Los nativos del signo del león son generosos y cálidos: en sus casas las puertas siempre están abiertas, y siempre hay una fiesta en curso a la que todos están invitados. Son trabajadores creativos y entusiastas, con una mente amplia y expansiva, que se alimenta de los hechos y de las novedades. Se trata de personas siempre hambrientas de información. Son fieles y cariñosos cuando se enamoran pero cuando no puede ser desapegados e infieles. A veces son pomposos y condescendientes, dogmáticos e intolerantes si les contradice.

Virgo. Los nativos de este signo son modestos y tímidos en exceso, pues carecen de cierta seguridad en sí mismos. A pesar de ello, cuando se trata de cumplir con sus deberes y obligaciones, son meticulosos y confiables, pues nunca dejan nada a medio hacer. Son prácticos y diligentes, inteligente y analíticos. Tienen en su contra que pueden ser demasiado críticos y ásperos en el trato con quienes no están de acuerdo con ellos. A veces son demasiado perfeccionistas y conservadores.

Libra. Los nativos de este signo son diplomáticos, excéntricos y vanguardistas. Siempre a la moda, saben detectar y sintonizar con el espíritu de su tiempo. Son personas románticas y encantadoras, que saben ganarse el favor y el cariño de los demás con palabras y con hechos. Se les ve siempre tranquilos y sociables. Son idealistas apacibles que no sienten nunca la necesidad de ser rudos o de alzar la voz. Tienen en su contra que son indecisos y cambiantes, y pueden llega a ser fácilmente influenciables.

Escorpio. Los nativos de este signo son determinados, nada les hace abandonar el camino hacia lo que desean. Sus actos son contundentes. Jamás separan la intención del acto. Se guían ante todo por el corazón, con lo que son emocionales e intuitivos. Su pasión es poderosa, y guía cada uno de sus acciones. No conciben que exista algo que se realice por amor. Son magnéticos y amorosos, muy enamoradizos y celosos. Les juega en contra que pueden ser resentidos ante las ofensas, incluso si son leves. Pueden ser, debido a su ansiedad, compulsivos y obsesivos.

Sagitario. Los nacidos bajo este signo son imaginativos y sensibles: saben combinar el placer con los negocios, y siempre consiguen hacer eso que les apasiona. Son compasivos y amables en el trato. Cuando se trata de defender una causa justa, son desinteresados y entregados. Su mente es intuitiva: sabe dar con soluciones a problemas que parecían imposibles. Su mayor debilidad es que pueden ser intolerantes, débiles ante los jefes y superiores, y fáciles de manipular.