Compatibilidad de Signos

Compatibilidad de Signos

Compatibilidad de signos

Selecciona los signos

El amor entre los signos: la compatibilidad del horóscopo

¿Es posible usar lo signos de zodiaco para mejorar tu suerte amorosa? ¿Para conocer mejor a la persona que amas? ¿Y hasta para encontrar a tu pareja ideal? Desde luego que sí. Sólo necesitas atender aquello que nos enseña acerca del amor la compatibilidad entre los signos.

¿Qué es la compatibilidad entre los signos?

Los signos nos definen, pues según la constelación que se encuentre en el Cielo en el momento de nuestro nacimiento recibimos de parte de los astros ciertas características, ciertas virtudes, ciertas limitaciones, y ello nos hace cierto tipo de personas. Más responsables, más vitales, más soñadores, más fuertes, más suaves… Y también personas necesariamente incompletas.

El amor es la manera en que el Universo nos ayuda a encontrar aquello que nos complementa en otra persona. La bondad, la proactividad, la fuerza… Aquello que nos puede hacer mejores personas es lo que nos atrae de manera natural, y es lo que buscamos al enamorarnos. Y eso es justo lo que crea la compatibilidad entre los signos.

Cada signo busca su complemento perfecto, y repele a aquello que sabe que no necesita. De esa manera el ambicioso Aries busca al trabajador y noble Tauro, pues ambos se complementan de manera profesional y vital. Y de ese mismo modo repele a Sagitario, que es tan ambicioso y tan pragmático como él mismo, y ambos van chocar y eventualmente a convertirse en rivales el uno del otro, más que amorosa compañía.

¿Qué signos son los más compatibles entre sí?

Una manera de conocer la compatibilidad entre otros signos y el tuyo propio es atender a la naturaleza de cada uno. Hay una serie de afinidades naturales que se pueden observar entre los signos, y que determinan con apenas una mirada a los signos más compatibles entre sí.

El elemento: Los signos se deben a los Cuatro Grandes Elementos (Aire. Tierra, Agua y Fuego), y este factor es el más determinante al momento de saber si dos personas son compatibles o no, y es muy sencillo conocer esta armonía (o la falta de ella).

El Fuego y el Fuego son contraproducentes como pareja, pues de ello sólo puede surgir una gran y brillante hoguera, que no tardará en consumirse en sí misma. La pasión no va a faltar entre ellos, pero será excesiva, y terminará con el amor que pueda surgir entre ambos.

Leo y Sagitario, por ejemplo, son una pareja apasionada, pero que no tiene mucho futuro.
El Fuego y el Agua, en cambio, forman una pareja con posibilidades, pues ambos contrarrestan la fuerza del otro, la moderan y la convierten en una potencia benéfica, que redunda en lluvia y en verdor, en frutos y armonía.
Aries y Cáncer, por ejemplo, son una pareja en donde la ternura y la humildad del cangrejo moderan la competitividad del carnero, y le dan a su fuerza un objetivo: el de construir un hogar duradero y fuerte.

La animalidad
Un factor que también hace a un signo más compatible con otro es la naturaleza misma de su símbolo. Nos referimos al personaje que lo encarna. Y de entre esos personajes aquellos signos que son representados por animales observan las mayores compatibilidades.

Por ejemplo, Tauro y Cáncer, el toro y el cangrejo, forman una pareja lleva de ternura entre sí, de proyectos cumplidos y de esperanza continúa. Leo y Aries tienen, en la gran atracción que generan el uno por el otro, una posibilidad para pasar por encima de sus almas tan competitivas.

La multiplicidad
Existen signos singulares, que son de una sola pieza, transparentes y sencillos, sin granes dobleces ni complejidades en su personalidad. Pero también existen los signos múltiples, que albergan dentro de sí a más de una faceta en su personalidad. Son personas inestables y conflictivas, pero de mundos interiores ricos y creativos, poderosos y plenos de talento.

Las relaciones entre los signos singulares (como Leo, Tauro y Escorpio) suelen ser más exitosas cuando se relacionan con signos múltiples (como Géminis, Libra o Capricornio), pues la solidez de los signos singulares es una guía para los múltiples, pues les da un centro, un ancla que les impide perderse en sí mismos.

Por ejemplo, el feliz y despreocupado Virgo es la pareja ideal para el industrioso y visionario Sagitario. Virgo vive con intensidad el presente, cada momento para él es una nueva oportunidad, y eso es lo que necesita el planificador y obsesivo centauro: la oportunidad de disfrutar de la vida ahora mismo.

¿Cómo de seguro es confiar en la compatibilidad de los signos?

Los astros definen, pero nosotros elegimos. Y entre las decisiones más importantes de la vida esta la del amor, la de la persona que elegimos para amar y para crecer a nuestro lado. Y en esa decisión tan relevante ¿qué tanto nos podemos guiar por la guía de la compatibilidad de los signos?

La información que obtenemos de la astrología nunca es 100% exacta, pero es una poderosa guía para tomar decisiones en la vida y en el amor. Y la compatibilidad entre los signos es una excelente guía para tomar una decisión vital en el amor.

La relevancia de la compatibilidad esta fuera de toda duda, siempre que se comprenda al amor como una herramienta de crecimiento, como un terreno para crecer con otra persona. Y esa otra persona debe ser aquella que te complementa a la perfección.

Necesitamos a nuestro lado a una persona que posea las herramientas cognitivas, existenciales y espirituales para ayudarnos a crecer, a ser personas más completas y productivas, más fuertes y proactivas, más felices.

El amor nos permite compartir nuestras vidas sin límites, sin secretos ni codicia. Y la compatibilidad de signos del zodiaco es una guía que nos ayuda a encontrar a la persona que mejor se amolda a quienes somos, y que será un puente para que avancemos hacia esa el hombre o la mujer que deseamos ser.

Compatibilidades Todas las compatibilidades