Horóscopo Semanal Del 21 al 27 de Enero, 2019

Consulta tu horóscopo semanal

No dejes de leer cuál será tu ventura esta semana con nuestro horóscopo semanal gratuito., elaborado con rigor y atendiendo a los movimientos astrales y las influencias celestes que van a imperar durante los próximos siete días. Mejora tu vida, sé una mejor persona, y encuentra el amor y la dicha atendiendo al dictado de las estrellas.

¿Qué ventajas te ofrece leer tu horóscopo antes de que la semana comience?

Conocer las tendencias del mañana y del día siguiente es esencial para movernos con éxito en el mundo. Una herramienta para conseguirlo es el horóscopo de la semana, pues en él se comprenden los traslados y tránsitos celestes que influyen sobre nuestro signo y la manera en que podemos usar esas tendencias a nuestro favor.

¿Cuál es la ventaja que tiene el horóscopo semanal sobre otro tipo de horóscopos? Se sabe que es posible predecir hasta en un año la suerte de una persona con la elaboración de su horóscopo (si bien hay instrumentos como la Carta Astral, que permite un mayor rango de tiempo, pero que necesitan de una gran personalización y de cálculos astrológicos), pero entre menor sea el lapso de la predicción a futuro, mayor su exactitud. Todas las escuelas astrológicas se ponen de acuerdo en que el mejor lapso para generar buenas predicciones, con un alto grado de precisión es el de una semana, por una razón que pasamos a explicar.

La semana y el orden cósmico
El año es la medida del ciclo solar: 364 días (aproximadamente) que le toma a la Tierra da un giro completo alrededor del sol. Fue elegido para medir la edad de las personas y elegir los mejores ciclos para las cosechas. Sin embargo, se hizo necesario establecer una medida de tiempo más corta para los asuntos mundanos. Y este ciclo se tomo de la luna, de los ciclos lunares.

En tiempos arcanos se descubrió que la Luna pasa por cuatro fases distintas: luna llena, luna menguante, luna nueva y luna creciente. Se descubrió que entre dos de estas fases lunares hay aproximadamente siete días.

Basados en esta observación, los babilonios celebraban cada séptimo día después de una luna nueva como el 'día del mal'. Este día se consideraba aciago y estaba prohibido realizar cualquier tipo de actividades. Siguiendo esta lógica, cada siete días se dedicó un día a un dios diferente. De este modo se creó la semana como una unidad cósmica lunar, y una regulación para el trabajo común: seis días de trabajo y uno de descanso.

Los griegos oficializaron los nombres de los siete días, haciendo más evidente su relación astronómica, y bautizaron a cada día con los nombres de los astros visibles a simple vista: el Sol (domingo), la Luna (lunes), Marte (martes), Mercurio (miércoles), Júpiter (jueves), Venus (viernes) y Saturno (sábado).

Es decir: después del día, la semana es la medida cósmica que nos conecta con un ciclo celeste, el de La Luna, que nos permite establecer un ciclo de influencias celestes relevantes. Por ello, el horóscopo para toda la semana nos permite adelantarnos a aquello que los astros van a determinar en un ciclo, el de la semana.

¿Qué te espera cada día de la semana?

Cuando lees tu horóscopo semanal, encuentras una serie de consejos y observaciones sobre los días por venir. A veces no es sencillo seguir estos consejos y las directrices, pues al fin y al cabo vienen siete días por delante, y no tenemos claro en qué momento debemos llevar a cabo lo que los astros nos recomiendan en el horóscopo semanal.
Con ese fin vamos a decirte qué día de la semana es mejor para encargarse de los aspectos más importantes de tu vida, para que des prioridad en cada uno de ellos a las actividades y aspectos que les son naturales.

Domingo: llamado así por ser el día del Señor, y que en la mayoría de las culturas suele ser el día que se dedica al descanso y la relajación. Es el día indicado para ver cómo están las cosas en el hogar, en la familia, se tengan o no hijos. Es la jornada que debemos dedicar al estado de las relaciones con aquellos que nos son más cercanos y necesarios: padres, hermanos, hijos, pareja… Todos aquellos con los que se compartan la vida y la suerte.

Lunes: llamado así por ser el día de la Luna. Es la jornada que se debe dedicar al cuidado de lo natural, de nuestro vínculo con aquello que es puro y vital. Es un día para dedicar al cuidado de plantas y animales, del trabajo por su bienestar y para devolverles un poco de lo mucho que nos dan. La idea es irse a descansar la noche de ese día llenos de la sensación de estar lleno de savia y de gratitud.

Martes: llamado así por el Dios de la Guerra, Marte. Es un día para dedicar al trabajo en sus formas más productivas, y para satisfacer las ambiciones. De manera que este día hay que planificar el trabajo como si fuéramos a la guerra. Hay que centrarse en las estrategias para que nuestras metas más altas encuentren su fin y su recompensa.

Miércoles: llamado así por ser el día dedicado al veloz dios Mercurio, el mensajero de los dioses. Por ello se trata del día más beneficioso para los mensajes más importantes, para las llamadas vitales, para las comunicaciones que nacen del corazón y para aquellas que pueden poner las cosas en movimiento.

Jueves: llamado así por el ser día de Júpiter, el planeta de la salud. En este día debe revisarse todo lo relacionado con el cuerpo y su correcto funcionamiento, y es el día indicado para ir con el médico para recibir consejo y diagnóstico.

Viernes: llamado así por el día dedicado a Venus, diosa de la belleza. Y es su día el que debe dedicarse al goce en pareja, en todas sus formas.

Sábado: llamado así por ser el día de Saturno, el planeta de la sabiduría. Es el día en que sebe realizarse el plan para toda la semana, tratando de precisar en dónde se necesita y qué, qué es lo que debemos hacer y qué es lo que debemos dejar de hacer.