Lo peor de cada signo del zodiaco

Lo peor de cada signo del zodiaco

Son los astros los que determinan los aspectos más importantes de nuestra personalidad, con todos sus pros y sus contras, cada vicio y cada virtud que poseemos. Suele recalcarse el aspecto positivo de cada signo, pero no se suele hablar sobre nuestros mayores defectos. ¿Qué es lo peor de tu signo?

Capricornio: Sus estallidos. Los nativos de este signo son reconocidos por su calma y serenidad, porque nunca levantan la voz o se enojan. Esto, por desgracia, sólo es en parte cierto. La verdad es que este signo tiene la costumbre de guardarse enojos y ofensas como quien va almacenando presión dentro. Un día su capacidad se rebasa… Y estallan. Es mejor no estar cerca de ellos cuando esto ocurre, pues no buscan quien se las hizo, sino quien se las pague.

Acuario: Su egoísmo. Los nativos del signo del aguador son personas convencidas de que hacen el bien por todas las personas que les rodean. Lo que la mayoría de las veces es cierto, pero esta actitud no deja de tener su lado oscuro. Y es que mientras los Acuario se dejan llevar por su intuición para actuar, no siempre lo hacen de manera atinada. Y en ocasiones, sólo por brillar ante los demás, no les importa provocar algún daño en aras de sus buenas intenciones.

Piscis: Su apatía. Los nativos del signo de los peces suelen tener graves problemas para conectar con la realidad y para actuar resolviendo problemas concretos. Se les acusa, y con verdad, de vivir tras un velo de ensoñación y de irresponsabilidad. Ante los problemas y los obstáculos suelen comportarse como si las cosas le ocurriesen no a ellos, sino a alguien más. No se quitan del paso al avance de la avalancha.

Aries: Su mercantilismo. Los nativos del signo del cimarrón son reconocidos por su gran sentido de la productividad. Son poco inclinados al sentimentalismo, y anteponen a todo el éxito financiero. Por ello cuando se ven obligados a elegir entre las personas y el dinero… la mayor parte de las veces eligen el dinero. No son malas personas, pero su naturaleza siempre se impone, y ellos les aparta de sus afectos y de los verdaderos deseos de sus corazones.

Tauro: Su pesimismo. Los nativos del signo del toro son reconocidos por ser poco dados a ver el lado luminoso de la vida. Son personas que no se rinden ante los problemas graves, y que no escurren el hombro cuando se trata de apoyar a una causa. Pero cuando se trata de pensar en el futuro, siempre suelen ver las cosas de manera negativa. No sólo no ven el vaso medio lleno: no ven vaso alguno.

Géminis: Su inconstancia. Los nativos del signo de los gemelos son personas que son reconocidas por tener más de una personalidad, por su capacidad para albergar dentro de sí los aspectos más contradictorios de la personalidad humana. Sin embargo, esto mismo hace que en ocasiones ante una misma circunstancia reaccionen de manera diferente. Esto les hace impredecibles, con todas las connotaciones negativas y positivas.

Cáncer: Su obstinación. Los nativos del signo del cangrejo son personas que se aferran de manera inflexible a ciertos valores, y nunca renuncian a ellos. Lo malo es que no lo hacen ni siquiera cuando la vida les demanda que lo hagan. Cuando están ante algún problema o obstáculo, si se ven obligados a dar un giro en sus apreciaciones de la vida, actúan a la defensiva. Si deben renunciar a uno de sus ideales o concepciones sobre el deber ser, es imposible convencerles de un nuevo rumbo.

Leo: Su ira. Los nativos del signo de los leones, como era de esperarse, son malos en el manejo de sus enojos. Su fortaleza ante la vida, su gran capacidad para encontrar alimento y refugio en donde nadie más podría y su refinada autoestima tienen un punto negativo, y es que son muy malos para manejar la frustración. No saben tomarse con dignidad los reveses de la vida o las negativas… y estallan de muy mala manera, a veces ante detalles mínimos.

Virgo: Su superficialidad. Los nativos de este signo son grandes seguidores de las modas y del estilo. Si quieres estar al día en lo que está in y lo que está out, tenlos entre tus amigos. Por desgracia, tal vez ese sea el mayor interés de los Virgo, lo que hace que suelan desatender aspectos importantes de la vida, como las causas sociales. No son pocos los que por ello les acusan de ser superficiales y banales.

Libra: Su intolerancia. Los nativos de este signo valoran, más que nada, su tranquilidad, y por ello suelen desechar de sus vidas todo aquellos que la amenace. Se trate de personas, objetos o circunstancias. No dan segundas oportunidades en ese sentido: si les fallas, si te conviertes en una fuente de estrés o de energía negativa, sencillamente no volverán a abrirte la puerta nunca.

Escorpio: Sus celos. Los nativos de este signo no son personas a las que se puede domar en lo que sentimientos se refiera. Y es que tampoco se saben dominar en lo que toca a sus sentimientos y pasiones. Los celos y la posesividad les dominan. Dos energías negativas que terminan por separarlos de las personas que aman. Y es que no dan tiempo que los sentimientos encuentren su lugar, echen raíces y crezcan. Para ellos todo debe cumplirse en el momento. Y ello les juega a la contra. No comprenden que el amor nunca es rápido.

Sagitario: Su competitividad. Es sabido que la mayoría de los vicios es una virtud exacerbada. Y nunca es más cierto que con Sagitario. La gran competitividad de este signo, que le hace un trabajador tan esmerado y eficiente, y una persona tan proactiva, es un impedimento para que sus relaciones humanas se profundicen. Y es que este signo compite en todos los aspectos de su vida con todas las personas que se relacionan con él, fuera del trabajo o dentro de él. En el amor, en la familia, con los amigos…

Horóscopo Hoy