Fechas de cada signo del zodiaco

Fechas de cada signo del zodiaco

La astronomía no es una ciencia exacta. En la medida que la capacidad observación de los cielos se perfecciona con instrumentos más complejos y exactos, sus descubrimientos crecen. Y con los cambios que esa ciencia experimenta, también se modifican las nociones que posee la astrología. Por ejemplo, los recientes cambios que ha anunciado la NASA (Agencia Norteamericana de Investigación Espacial) en lo que se refiere a los sectores en que el Cielo visible está dividido.

El año pasado se confirmo que a diferencia de lo que los antiguos creían en su mayoría, y dándole la razón a los babilónicos, nuestros cielo no está dividido en 12 franjas, sino en 13.
Este descubrimiento podría (por ejemplo) obligar a que los meses fueran trece, y no doce como hasta ahora. Y toda una serie de cambios en nuestra concepción de las estaciones.

En lo que se refiere a la astrología, este nuevo ajuste temporal (que tiene toda una serie de derivaciones, en lo que se refiere a las coordenadas siderales), también tiene consecuencias. Hay dos muy notables.
La primera de ellas es que tenemos un nuevo signo zodiacal. O que se recupera un signo del horóscopo: Ofiuco, la serpiente.

La segunda es que el resto de los signos deben ajustar sus fechas de influencia. Así es: tenemos 13 signos, y nuevas fechas. Algunos de nosotros, por ende, cambiaremos de signo.
Aunque puede parecer algo caótico, es en realidad una buena noticia, pues explica (entre otras cosas) porque muchas personas se sentían ajenas al signo que les había tocado en suerte. Con estos cambios de fecha, y el añadido de un nuevo signo, las características de cada uno de los signos se hacen más exactas, con un mayor rango de posibilidades, a la vez que con fechas más ajustadas a los Cielos que nos cobijan.

¿Por qué 13 signos y por qué nuevas fechas?
Los antiguos, para estudiar los astros, trazaron una línea imaginaria sobre el cielo visible a lo largo de un año, señalando las estrellas visibles en la Tierra mientras completaba su viaje alrededor del Sol. Descubrieron de ese modo 12 constelaciones zodiacales. Estas constelaciones no eran otra cosa que un grupo de estrellas formando un patrón en el cielo: una figura, animal, humana u objeto. Descubrieron que estas 12 constelaciones permanecían visibles por periodos muy similares en el cielo, de casi un mes.

Hace más de 3.000 años, los babilonios usaron esta división para confeccionar un calendario de doce meses, basado en las fases lunares, y asignaron a cada uno de estos meses una constelación. Lo hicieron a sabiendas de que esta división en meses no se correspondía con la división zodiacal, pero era práctica para elaborar un calendario. También fueron ellos los que desestimaron la decimotercera constelación: Ofiuco, pues hacía más complejos los cálculos temporales.
No es ninguna sorpresa, pues, para los astrónomos de la NASA, ésta división en 13 sectores, justo con 13 constelaciones.

¿Cuáles son las nuevas fechas de los signos zodiacales, y cuál es su nuevo orden?
1 . Aries. Definida por Andrómeda, Triangula y Perseo, esta constelación tradicionalmente daba la bienvenida a la primavera. El carnero nos anuncia, con su entusiasmo, el inicio de la primavera.
Original: Marzo 21 a abril 19
Nueva: 19 de Abril a mayo 13

2. Tauro. Perfilada por Géminis, Auriga y Perseo, esta constelación, la del toro, anunciaba las primeras lluvias, con su plácida estampa en los cielos.
Original: Abril 20 a mayo 20.
Nueva: 14 de mayo al 21 de junio.

3. Géminis. Linx, Canis Menor y Géminis perfilan a los gemelos con su arpa y su arco, unidos entre las estrellas, señalaban la inminencia del verano, con sus céfiros y sequías.
Original: Mayo 21 al 20 de junio.
Nueva: Junio 22 al 20 de julio.

4. Cáncer. Dibujada en el firmamento por Hydra, Canis Menor y Lynx, el cangrejo recoge con sus tenazas al cielo, y era la segura llamada de la época de lluvias.
Original: Junio 21 al 22 de julio.
Nueva: 21 de julio al 10 de agosto.

5. Leo. Iluminados por Coma Berenices y por Sextans Uranies, los dos leones que representan a Leo pacen serenamente entre los astros, anunciando la inminencia del otoño.
Original: Julio 23 al 22 de agosto.
Nueva: 11 de agosto al 16 de septiembre.

6. Virgo. Alada, con sus alas y su bastón verde, vuela entre las estrellas la doncella, que perfilada por Mona Belanus y Coma Berenices, llamaba a la ocasión de las últimas cosechas.
Original: Agosto 23 al 22 de septiembre.
Nueva: Septiembre 17 al 30 de octubre.

7. Libra. Con Mona Belanus, Virgo y Serpens perfilando los platos de su balanza en lo alto, Libra destella entre los astros, llamando a los primeros vientos del invierno.
Original: Septiembre 23 al 22 de Octubre .
Nueva: Octubre 31 al 23 de noviembre.

8. Escorpio. Entre Lupus y Sagitarius se mueve el gran escorpión, acechando a Orión, señalando el rumbo de las primeras nevadas con su gran aguijón.
Original: Octubre 23 al 21 de noviembre.
Nueva: Noviembre 24 al 29 de noviembre.

9. Ofiuco. Entre Sagitarius y Boutes, se encuentra el sanador, con la serpiente cuya mirada sana de todos los venenos, con su buey para llevar a buen destino a los enfermos.
30 de noviembre al 17 de diciembre.

10. Sagitario. Con su flecha perfilada por Scutium Sobieski, el arquero señala el rumbo de los vientos invernales, guiando a los cazadores en este momento de escasez.
Original: Noviembre 22 al 21 de diciembre.
Nueva: Diciembre 18 al 20 de enero.

11. Capricornio. Reposando sobre Baellon Aerostas, reposa la cabra con cola de sirénido, anunciándo la quietud de pleno invierno.
Original: 22 de diciembre al 19 de enero.
Nueva: 21 de enero al 16 de febrero.

12. Acuario. Derramando un caudal de estrellas sobre la gran Officina Sculptoris, el aguador remueve los cielos, festejando el final del invierno.
Original: 20 de enero al 18 de febrero.
Nueva: 17 de febrero al 11 de marzo.

13. Piscis. Con sus peces gemelos orientados por Pegasus y Andromeda, el soñador señala las primeras lluvias, las que finalizan al invierno.
Original: 19 de febrero al 20 de marzo.
Nueva: 12 de marzo al 18 de marzo.