Encantos de cada signo del zodiaco

Encantos de cada signo del zodiaco

Los astros no sólo nos aportan eso que necesitamos para sobrevivir: también les debemos eso que nos hace atractivos a los demás. Cierto brillo en la mirada, una manera de sonreír, una voz particular… A los astros les debemos el encanto personal que nos distingue y que nos hace irresistibles. ¿Qué atractivos posees según tu signo? Aquí te lo decimos.

Capricornio: El rostro. El principal atractivo de los nacidos bajo este signo es su cara. Son personas de facciones luminosas, cuyas sonrisas y miradas obran una magia particular al verte: te hacen sentir la persona más hermosa del mundo. Es imposible dejar de apreciarles cuando te hablar o te sonríen mirándote fijamente a los ojos. No querrás estar mirando nada más que ese rostro.

Acuario: El sentido del humor. Es bien sabido que los nativos del signo del Aguador son dueño de una honestidad brutal, y que por ello no tienen muchos amigos… Sin embargo hay que decir que tienen un antídoto para ella: su simpatía. Gracias a ella, pueden decir las cosas más terribles y hacerte reír. Son verdaderos comediantes que saben sacar lo más gracioso de las situaciones más terribles. Son los mejores compañeros en desgracia.

Piscis: Su resilencia. Los nativos de este signo son reconocidos por su gran capacidad de adaptación y de sobrevivencia a las durezas de la vida. Les ayuda que viven un tanto desconectados de la realidad y que no son del todo conscientes del peso que a veces soportan. Por ello pueden mantenerse del pie, pues restan siempre importancia a lo que les sucede. Son, desde luego, loe mejores compañeros para tiempos de desgracia.

Aries: Su entusiasmo. Los nativos del signo del cimarrón son invencibles en casis todas las esferas de la vida. Al menos en aquellas que tienen que ver con la competitividad. Son personas llenas de una energía vital que nunca les abandona, y que contagian a los demás en la forma de un gran entusiasmo. A su lado no te agobiarán los problemas: te sentirás deseoso de resolverlos de una vez por todas. Los Aries hacen de todas las incidencias de la vida retos por enfrentar, y de cada avance una victoria.

Tauro: Su cuerpo. Los nativos del signo del todo se distinguen, por encima de los demás signos, por su fortaleza, y desde luego por la gran elasticidad de sus cuerpos y de la proporcionada belleza de todo su conjunto. Son atléticos y fuertes, de una gran plasticidad que quita el aliento. Puede que no lo ostenten con orgullo, y mucho menos que no vistan atrevidamente, pero este signo posee un inconfundible atractivo que sabe despertar el deseo y la admiración.

Géminis: Su desinhibición. Los que han nacido bajo este signo son personas que se distinguen, ante todo, por su total falta de inhibiciones sociales. Son personas divertidas, con una gran capacidad de reírse de sí mismos, y una gran voluntad de ir por lo que desean, sin timidez o dudas. Eso lo llevan a todas las esferas de la vida, sobre todo al plano amoroso. Puede estar seguro que sí un Géminis está interesado en ti te lo hará saber de todas las maneras posibles, y sin tapujos.

Cáncer: Su romanticismo. Los que han nacido bajo el signo del cangrejo son personas que tienen un gran ideal amoroso. Creen el amor a primera vista y en el amor para siempre. Buscan a la persona perfecta y la quieren para toda la vida. Por ello no se andan con remilgos a la hora de compartir su romanticismo. Con ellos no te van faltar poemas, flores, detalles… Para los cangrejos el amor es un acto que debe renovarse continuamente, y el cortejo una batalla sin cuartel.

Leo: Sus ojos. Los leones son personas que provienen de una legendaria estirpe de cazadores. Como tales, saben que su mirada lo es todo. Para detectar al objeto de su deseo y para comenzar a poseerlo. Saben que antes que con el tacto, a las personas se les toca con una mirada. Por ello no se cortan al mirar con hambre, con deseo, pero también transmitiendo a través de esa mirada todo la esencia animal de su alma, su ternura y magnetismo.

Virgo: Su gracia. A los que se rigen por el signo de la doncella les corresponde, como principal encanto, el don que poseen para, justamente, encantar con su sola presencia. Hay algo en la manera en que cómo se mueven, en su forma de hablar, en su manera de caminar, que sencillamente es deslumbrante. Son personas que parecen provenir de otra dimensión, donde las cosas tienen otro peso, otra luz. Como si fuesen hadas…

Libra: Su sentido común. Los que han nacido bajo el signo de la balanza son los mejores aliados para tener al lado cuando se trata de resolver un problema, tomar decisiones o elegir un rumbo. Su capacidad de comprender las sutilezas que implica cada decisión en la vida es legendaria e infalible. Ese sentido común les hace muy atractivos, pues todos, sin la menor duda, necesitamos de un guía fiable en las procelosas aguas de la vida.

Escorpio: Su erotismo. Los que han nacido bajo el signo del escorpión son avezados en el uso de las palabras para transmitir un deseo contagioso. Pueden hacer de las circunstancias más cotidianos verdaderos banquetes hedonistas. Y, desde luego, pueden hacer de cada gesto una invitación sencillamente irresistible. Con ellos vas a experimentar qué se siente vivir en un entorno donde se aprecia la sensualidad secreta que hay en todas las cosas.

Sagitario: Su musculatura. Es bien sabido que uno de los signos con mejor condición es el de los arqueros. Son personas que gustan de los retos físicos, y se los imponen a las personas con las que comparten su vida. Por ello su musculatura es tensa y envidiable. Vanidosos y coquetos, no tienen empacho en exhibirla ni en hacer demostraciones de su capacidad. Son como dioses griegos que han bajado a caminar entre nosotros.

Horóscopo Hoy