Colores para cada signo del zodiaco

Colores para cada signo del zodiaco

Los colores poseen propiedades que no suelen estudiarse con la debida profundidad. De ellos emanan energías benéficas que potencian nuestras auras y emanaciones naturales. ¿Qué color fortalece a su signo? ¿Qué color te ayuda a mejorar tu fortuna?

Capricornio: Gris. Este color neutro y discreto refleja la naturaleza de los nativos de este signo: siempre serenos y tranquilos, a la espera del mejo momento para actuar o hablar. Es un color que equilibra y aquieta, pues se compone tanto de sombras como de luces. Tiene en los demás colores el mismo efecto que tiene Capricornio en la vida de los demás: los resalta y los hace más brillantes. Es un color que combina con todos los colores, y que no opaca a ninguno.

Acuario: Azul. Es el color del planeta regente de este signo, Urano, y es el color de un elemento muy cercano: el agua. Es también el color del cielo, y por ello lo ligamos a los pensamientos profundos y a la imaginación. Es un color que ayuda a Acuario a aquietar y equilibrar su enorme energía. También es excelente para ayudarle a meditar y poner el foco en donde debe de ponerlo. Es un color de vida, cálido, que refresca y alienta en las difíciles circunstancias.

Piscis: Verde. Es color de la vida, del origen y de lo que se renueva. Es un color que imprime energía donde se coloca y que se liga de inmediato con la capacidad de crear. Para muchas sociedades es, desde luego, el color de los sueños, tan caros a Piscis. En presencia de este color, el nativo de este signo se llena de energía y se vuelve proactivo. Es un color que, además, le hace sentirse conectado con el mundo y con lo que le habitan, y le llena de energía y optimismo.

Aries: Rojo. Es el color del planeta regente de este signo, Marte, y es un color, como Aries, imposible de ignorar. En conjunto con otros colores, Aries siempre destaca, y nunca da tregua a la mirada. Es una gama energética, como el carnero, y se liga al fuego y a la sangre, es decir: a los dos elementos que nos animan, la energía y el corazón. Para Aries es un color que le alienta y que le señala la fuerza de sus ambiciones.

Tauro: Castaño. El color de la madera y de los brotes es como Tauro: señala los puntos donde habrá vida, donde las cosas buenas se renuevan. Tono de las tierras vivas y fértiles, que sólo esperan el trabajo paciente para brindar vida, es también el color natural que debe vestir un Tauro, pues resalta sus mayores atributos. Su belleza serena, su capacidad empática, su inagotable fuerza. Es el color de las ramas, que unen a los árboles entre sí, de esa manera en que al toro le gusta unirse y entremezclar su vida con la de sus semejantes.

Géminis: Amarillo. Este color liga a los gemelos de inmediato con la luz, con lo cálido, con aquello que brinda paz y energía. De la misma manera que los Géminis pueden mimetizarse con cualquier entorno y persona, el amarillo se une de manera armoniosa a otros colores, perdiéndose en ellos. Es un color que aporta energía y calidez, y que nos remite al mejor atributo de los Géminis: su capacidad para encontrar lo mejor de toda circunstancia.

Cáncer: Plata. Un color que nos remite al astro regente de este signo, la Luna. Es un color que es al mismo tiempo frio y mineral, pero que también destella con vida al toque de la luz. Es, pues, como los Cáncer: personas que conservan un gran autocontrol, pero que al tacto del amor destellan y multiplican ese amor, esa luz. Es un color elegante y categórico, que refleja ese modo en que los nativos de este signo se ciñen a sus principios.

Leo: Dorado. Es el color del astro regente de este signo, el Sol. Es un color que nos remite al oro y al poder, y a sus poderes seductores. Para los Leo su contacto les insufla energía y fuerza, renueva su fe en sí mismos y en su capacidad para liderar y lleva adelante sus más caras ambiciones. Es, además, un color que se liga a lo justo, y al pago por el trabajo bien hecho. Actitudes que Leo debe llevar adelante casi como su escudo heráldico.

Virgo: Esmeralda. Este es el color de las gemas más valoradas y de los nuevos brotes de una vida. Es, al mismo tiempo, el color de la vida y del lujo, algo que sintoniza muy bien con los nativos del signo de la doncella. Energía y elegancia es la mezcla que conforma su espíritu, y que les hace salir avante. Es un color que, además, se liga al sueño y a su capacidad para renovar la vida.

Libra: Rosa. Es el color de las flores que se ligan a nuestro corazón y a nuestro sexo. Una imagen en donde se equilibran el deseo y el romanticismo de manera armónica. Y nada es más valioso para los nativos de Libra que la armonía y el equilibrio. Es un color que en contacto con Libra le recuerda que todo equilibrio es un ejercicio de justicia, en donde ninguna faceta de la realidad debe destacar por encima de la otra.

Escorpio: Negro. El color que es la suma de todos los colores es un símbolo perfecto de la naturaleza de los escorpiones: un vasto mundo interior en donde todas las sensaciones, pasiones y sentimientos se entremezclan en una poderosa mezcla. Ningún signo va tan dentro de sí mismo como los Escorpio, y este color también señala las vastas profundidades a donde deben sumirse para hallarse a sí mismos.

Sagitario: Púrpura. Es el color de la abundancia y de la suntuosidad, y también es el color del poder mental. Es un color que en este punto representa de manera ideal las capacidades de los Sagitario, que consiguen toda ambición por la fuerza de sus intelectos. Es una gama que nos ayuda a centrarnos en lo que importa, el trabajo y la disciplina, dos valores esenciales para el arquero.